Ignifugado

La importancia de las unidades de protección pasiva contra incendios son todos aquellos dispositivos diseñados, producidos e instalados de forma permanente y que no actúan directamente sobre el fuego, sino que desarrollan labores de aislamiento, compartimentación y sectorización, tanto horizontal como vertical.

Estos elementos están enfocados a preservar las propiedades de los componentes estructurales y generar espacios estancos llamados sectores de incendio. La protección pasiva es permanente y se integra en la propia construcción, no precisa casi mantenimiento y proporciona tiempo para evacuar y para actuar, además de salvaguardar vidas y bienes.

Las características de conducta al fuego de los materiales para protección pasiva son dos: la reacción al fuego y la resistencia al fuego; mientras que la primera mide la contribución al desarrollo del fuego de los materiales, la segunda mide el tiempo en que determinados sistemas constructivos cumplen con su función.

Hay tres aspectos principales donde interviene la protección pasiva especializada

La protección de elementos estructurales.
El mantenimiento de la sectorización.
La protección de las instalaciones.

ignifugado1



Normativa UL 1709




Metodo tradicional




Aplicaciones