Aplicaciones

PROTECCIÓN DE ESTRUCTURAS

La protección de elementos estructurales es fundamental para mantener la construcción en pie durante el proceso de extinción, evitando así su colapso.
Las estructuras de acero pierden la capacidad portante con la temperatura y deben protegerse con materiales que retrasen el momento de su derrumbe hasta un tiempo aceptable (desde los treinta minutos hasta las cuatro horas). Para ello existen productos como morteros de cementos y materiales aislantes (fibras minerales, vermiculita, perlita, etc.), placas de fibrosilicatos y pinturas intumescentes, normalizados por U L.

En la industria, especialmente química y petroquímica, la protección de las estructuras que soportan equipos pesados, tuberías, depósitos de almacenamiento, etc., éstas deben mantener su función en caso de fuga de hidrocarburos u otros productos combustibles.

Las técnicas utilizadas en la protección de estructuras son

PROTECCIÓN DE BANDEJAS PORTA CABLES.

En la industria química y petroquímica existen numerosas instalaciones de todo tipo que atraviesan diferentes sectores pudiendo transmitir el incendio de un punto a otro (conducciones de gas, agua, aire, electricidad, comunicaciones, conductos de extracción y ventilación, etc.).
Algunas instalaciones, como las bandejas que conducen cables, pueden estar alimentando equipos vitales que deban funcionar incluso (y especialmente) en caso de incendio.
El problema de los cables se aborda desde dos estrategias:

  • Impidiendo la propagación mediante cortafuegos de revestimientos especiales.
  • Manteniendo el servicio protegiéndolos con conductos de placas de silicato especiales u otros materiales normalizados.

Estas soluciones son imprescindibles en la industria, donde por ejemplo en los parrales (por su dimensión) pueden transmitir el incendio de un punto a otro, o en donde muchos cables, por la envergadura de la planta, cumplen una función vital de transmisión de energía.
Los conductos pueden tratarse con sistemas que impidan que por su interior se propague el incendio.

bandejas

SELLADO DE SECTORES:

La correcta compartimentación de un edificio en sectores de incendio impide la propagación, manteniendo al fuego completamente confinado para facilitar la extinción. Los elementos que delimitan esos sectores de incendio deben mantener las características de integridad y aislamiento térmico como principales requisitos. Si además son elementos mixtos (que tienen también capacidad portante, como los forjados o muros de carga) también deben de soportar la carga.
La protección pasiva actúa en varias vías:

  • Creando los propios elementos compartimentadores resistentes al fuego: particiones, sandwich, etc., techos independientes, particiones vidriadas,…
  • Potenciando las características de resistencia al fuego de los elementos ya existentes: mediante trasdosados a paredes y forjados, techos en descuelgue, o protecciones con mortero.
  • Evitando que los huecos naturales permitan el paso de incendio: mediante puertas cortafuego, registros o accesos resistentes al fuego, etc.
  • Impidiendo que las instalaciones que los atraviesan comprometan la sectorización mediante sistemas de sellado de huecos resistentes al fuego, protegiendo instalaciones, conductos, etc.

sellado-sectores